Fundación Pontificia Gravissimum Educationis

La Fundación

El 28 de octubre de 2015 Papa Francisco constituyó la Fundación “Gravissimum Educationis”.  La Fundación opera en ámbito educativo: apoya proyectos innovadores y de impacto, invierte en calidad, promueve estudios científicos y favorece redes de colaboración entre las instituciones educativas.

Historia

A lo largo de su historia milenaria, la Iglesia dio una excepcional contribución a la cultura, a la educación y al desarrollo de los pueblos que estuvieron en contacto con el cristianismo.


La Iglesia respondió a los nuevos desafíos del mundo moderno con el Concilio Ecuménico Vaticano II, que desde el 1962 hasta el 1966 reunió a todos los obispos del mundo. Ellos han reiterado la necesidad que la Iglesia lleve adelante su ministerio en todos los campos de la educación, con convicción y competencia. En este contexto, nació el documento Gravissimum Educationis sobre la educación cristiana a nivel escolar y universitario.


“Todos los hombres de cualquier raza, condición y edad, en virtud de su dignidad de persona, tienen el derecho inalienable a una educación que responda a su propia vocación y sea de acuerdo a su temperamento, a la diferencia de sexo, cultura y tradiciones de su país, y al mismo tiempo abierta a una convivencia fraternal con los otros pueblos, con el fin de garantizar la verdadera unidad y la verdadera paz en la tierra” 


(Conc. Ec. Vat II, Declaración. Gravissimum educationis, 1)


Para lanzar nuevamente esta enseñanza, actualizándola a los desafíos de hoy, el Santo Padre Francisco y la Congregación para la Educación Católica hicieron nacer la Fundación Gravissimum Educationis.

Presentación

El 28 de octubre de 2015, aceptando una solicitud de la Congregación para la Educación Católica, Papa Francisco constituyó la Fundación “Gravissimum Educationis”.


Con la mirada dirigida a Jesús Maestro, la Fundación quiere ser un instrumento de evangelización, a servicio de la formación integral de la persona humana y de la convivencia fraterna en la tierra. Para hacerlo, no se dirige sólo a las instituciones católicas - que también son una presencia importante en el mundo: 216.000 escuelas, 1.260 universidades, 500 facultades e institutos eclesiásticos - sino a todos los actores que participan en la misión educativa, afrontando juntos los desafíos de hoy y de mañana.


En una perspectiva global, con atención a las situaciones más difíciles, la Fundación apoya proyectos innovadores y de impacto, invierte en calidad, promueve estudios científicos y favorece redes de colaboración entre las instituciones educativas. De este modo se acerca más a los jóvenes de todos los continentes, de distintas culturas, pero comprometidos juntos en la construcción del propio proyecto de vida.


La Fundación fue constituida en persona jurídica pública canónica y en persona jurídica civil en la Ciudad del Vaticano. Tiene su sede en la Congregación para la Educación Católica.

 

Documento Fundator

La Fundación fue erecta con documento autógrafo de Papa Francisco. El quirógrafo fue publicado el 28 de octubre de 2015. El mismo día, hace cincuenta años, fue publicada la Declaración conciliar Gravissimum Educationis.

Estatuto

Fundación “Gravissimum Educationis”

“Todos los hombres de cualquier raza, condición y edad, en virtud de su dignidad de persona, tienen el derecho inalienable a una educación que responda a su propia vocación y sea de acuerdo a su temperamento, a la diferencia de sexo, cultura y tradiciones de su país, y al mismo tiempo abierta a una convivencia fraternal con los otros pueblos, con el fin de garantizar la verdadera unidad y la verdadera paz en la tierra” (Gravissimum Educationis, n. 1).

Con motivo del 50° aniversario de la Declaración Conciliar Gravissimum Educationis, la Congregación para la Educación Católica, a pedido de los miembros de la Asamblea Plenaria celebrada en febrero de 2014, promueve la creación de una Fundación denominada Gravissimum Educationis. La referencia a dicha Declaración indica su idea inspiradora y su objetivo: sostener la educación católica y sus numerosas instituciones escolares y universitarias en todo el mundo, para que contribuya a realizar la nueva evangelización y a formar la persona humana en función de su finalidad y al mismo tiempo para el bien de las sociedades.

 

Título I

Naturaleza, finalidad y sede de la Fundación

La Fundación Gravissimum Educationis fue constituida con el acto quirógrafo del Sumo Pontífice Francisco del 28 de octubre de 2015, en persona jurídica pública canónica y en persona jurídica civil en la Ciudad del Vaticano. Está regida por el siguiente Estatuto.

 

La Fundación tiene su sede en la Ciudad del Vaticano.  Está prevista la institución de una sede secundaria en Italia o en otro lugar.

 

La Fundación no tiene fines de lucro y persigue finalidades científicas y culturales para promover la educación católica en el mundo. En el desempeño de sus actividades, la Fundación se inspira en los documentos del Magisterio de la Iglesia emanados a partir de la Declaración Conciliar Gravissimum Educationis en materia de educación, escuela y universidad.

En particular, la Fundación se compromete a:

a) promover la investigación, estudios y publicaciones sobre el pensamiento de la Iglesia referidos a la educación y a la cultura católica a niveles escolar y universitario; b) apoyar y organizar congresos y eventos internacionales de carácter científico sobre temas y proyectos específicos; c) adjudicar premios a instituciones y estudiosos que se destacan por especiales méritos en la actividad y/o en la investigación científica relacionada con la educación y la cultura católica; d) crear redes y formas de cooperación entre las instituciones educativas con respecto a la formación y a la cualificación del personal directivo, como también a la comunicación de nuevos descubrimientos e investigaciones científicas; e) consolidar relaciones y cooperaciones entre organizaciones e instituciones internacionales que se dedican a la educación. La Fundación también podrá realizar cualquier actividad que considere útil para la consecución de sus fines.

 

El patrimonio de la Fundación está constituido por: a) la dotación inicial de €500.000,00 (quinientos mil/00) conferida en el acto de la constitución por el Prefecto pro tempore de la Congregación para la Educación Católica; b) bienes muebles e inmuebles que recibe la Fundación con fines específicos para incrementar el patrimonio; c) contribuciones, donaciones y herencias de personas físicas y jurídicas; d) cualquier otro ingreso destinado a aumentar el patrimonio, incluyendo reembolsos públicos o privados, eventuales excedentes de gestión y el producto de iniciativas, investigaciones, publicaciones promovidas por la Fundación.

 

Título II

Ejercicio financiero

La administración de la Fundación se distingue en administración ordinaria y administración extraordinaria. Por administración extraordinaria se entiende:
- La alienación de los bienes que constituyen por legítima asignación el patrimonio estable de la Fundación cuando el valor es superior a la suma de euros 500.000,00 (quinientos mil/00) euros;
- La aceptación de ofertas y donaciones gravadas por impuestos o por modalidades de cumplimiento.

Título III

Responsables y funcionamiento

 

Los órganos de la Fundación son:
a) El Presidente y el Vicepresidente;
b) El Consejo de Administración;
c) El Secretario General;
d) El Tesorero;
e) El Comité Científico;
f) La Asamblea de los Sostenedores;
g) La Junta de Revisores de Cuentas

El Presidente es el Prefecto pro tempore de la Congregación para la Educación Católica.

a) Compete al Presidente:
- representar legalmente a la Fundación ante terceros y en juicios;
- designar eventuales defensores y procuradores para necesidades específicas;
- convocar, presidir el Consejo de Administración y vigilar la efectiva aplicación de las deliberaciones adoptadas por éste;
- convocar y presidir las reuniones del Comité Científico por necesidades específicas;
- asumir y despedir eventual personal de la Fundación que no pertenece a ningún cuerpo dirigente;
- adoptar, en caso de urgencias, medidas e iniciativas de competencia del Consejo de Administración para proteger el buen nombre y la integridad del patrimonio de la Fundación, sometiéndolas después, en la primera oportunidad, a la ratificación del Consejo de Administración;
- hacer preparar el estado previsional y el balance final que se presentarán para su aprobación al Consejo de Administración;

b) El Presidente puede, si es necesario, dar delegaciones a los miembros del Consejo de Administración.

c) Durante el período de oficio vacante o impedimento del Presidente de la Fundación, la presidencia de la Fundación compete al Vicepresidente.

a) El Vicepresidente es elegido por el Consejo de Administración entre sus miembros.
b) Su mandato dura cinco años.
c) El Vicepresidente es miembro del Comité Científico.

 

a) La Fundación es administrada por el Consejo de Administración, formado por nueve (9) miembros:
- el Cardenal Prefecto pro tempore de la Congregación para la Educación Católica, que lo preside;
- dos (2) representantes de la Congregación para la Educación Católica elegidos por el Cardenal Prefecto;
- dos (2) representantes de la Asamblea de los Sostenedores, elegidos por la misma Asamblea;
- dos (2) representantes del Comité Científico;
- dos (2) expertos en economía designados por la Secretaría de Estado.

b) La elección de cada representante elegido por la Asamblea de los Sostenedores, por el Comité Científico y los dos expertos debe ser confirmada por el Cardenal Prefecto pro tempore.

c) Los miembros del Consejo de Administración desempeñan su función a título gratuito.

d) A excepción del Cardenal Prefecto pro tempore, Presidente de la Fundación, los otros miembros del Consejo duran en sus funciones cinco (5) años; el mandato de los miembros del Consejo puede ser renovado una sola vez. La sustitución de un miembro del Consejo de Administración en caso de renuncia, enfermedad u otros motivos se prolonga hasta el final natural del mandato del Consejo.

a) El Consejo de Administración es convocado por su Presidente a reunión ordinaria al menos dos veces al año. El Consejo es convocado a través de una carta que será enviada quince días antes de la fecha fijada para la reunión, indicando el lugar, el día y la hora de la reunión. El orden del día es preparado por el Presidente.

b) El Consejo de Administración podrá ser convocado por su Presidente a reunión extraordinaria, cada vez que un asunto urgente lo exija.

c) Las reuniones del Consejo de Administración son válidas si asisten al menos dos tercios de los miembros.

d) Además de las deliberaciones para modificar los Estatutos, para la extinción de la Fundación y para los actos de administración extraordinaria que requieren el voto afirmativo de dos tercios de los consejeros en función, todas las demás deliberaciones del Consejo de Administración son a mayoría simple de los votantes. En caso de empate el voto del Presidente es decisivo.

e) Las actas de cada sesión ordinaria y extraordinaria deben ser firmadas por el Presidente y el Secretario General de la Fundación; copia de las Actas de cada reunión del Consejo de Administración será transmitida a la Secretaría de Estado y a la Secretaría de Economía. 

Compete al Consejo de Administración:

a) elegir entre sus miembros el Vicepresidente y el Secretario General de la Fundación, como también los miembros del Comité Científico;
b) adoptar los actos de administración extraordinaria;
c) aprobar el estado previsional y el balance final;
d) el Consejo de Administración podrá adoptar un Reglamento Ejecutivo del presente Estatuto.

 

a) El Secretario General es elegido por el Consejo de Administración por mayoría simple entre sus miembros.

b) Su mandato dura cinco años.

c) El Secretario General es miembro del Comité Científico.

d) Compete al Secretario General:
- redactar las Actas de las reuniones del Consejo de Administración;
- redactar las Actas de las reuniones del Comité Científico;
- custodiar y mantener actualizados los documentos y los archivos de la Fundación;

e) en el caso de oficio vacante, impedimento o ausencia del Secretario General, es elegido en cada reunión un sustituto secretario para redactar las Actas; mientras es tarea del Presidente la custodia de los documentos de la Fundación.

 

El tesorero es elegido por el Consejo de Administración por mayoría simple entre sus miembros. Al tesorero compete, bajo la vigilancia del Presidente, la provisión de las operaciones deliberadas por el Consejo Directivo, la gestión administrativa y contable de la Fundación, la elaboración del estado previsional y del balance final que presentará para su aprobación al Consejo de Administración.

 

a) El Comité Científico está formado por personas expertas en educación católica o que tienen un rol relevante en instituciones escolares o universidades católicas.

b) Compete al Comité Científico proponer al Consejo de Administración las actividades necesarias para alcanzar las finalidades de la Fundación.

c) El Consejo de Administración emitirá un Reglamento especificando la composición y el funcionamiento del Comité Científico.

a) La Asamblea de los Sostenedores está formada por personas físicas y jurídicas que comparten las finalidades de la Fundación, la sostienen y la promueven con contribuciones financieras o de otro tipo.

b) La presidencia de la Asamblea de los Sostenedores compete al Cardenal Prefecto pro tempore de la Congregación para la Educación Católica o a su delegado.

c) Para ser miembro de la Asamblea de los Sostenedores, se debe manifestar por escrito la voluntad de ser miembro y ser admitido como tal por el Cardenal Prefecto pro tempore de la Congregación para la Educación Católica.

d) La Asamblea de los Sostenedores elige por mayoría simple a dos (2) personas como sus representantes en el Consejo de Administración; está permitida la delegación de voto.

e) La Asamblea de los Sostenedores se reúne al menos una vez al año; la convocatoria a la Asamblea de los Sostenedores compete al Cardenal Prefecto de la Congregación para la Educación Católica.

 

a) La Junta de Revisores de Cuentas está compuesta por tres miembros designados por el Presidente de la Administración del Patrimonio de la Sede Apostólica.

b) Uno de los tres miembros elegidos para formar la Junta de Revisores de Cuentas realizará la función de Moderador.

c) Compete a la Junta de Revisores de Cuentas:
- vigilar la gestión financiera, patrimonial y económica de la Fundación;
- verificar el regular mantenimiento de los registros y de los libros contables;
- examinar el estado previsional y el balance final, elaborando un informe específico que presentará al Consejo de Administración;
- realizar controles de caja y de gestión en cualquier momento lo considere oportuno. Cada verificación deberá ser formalizada con un informe que será presentado al Presidente de la Fundación en el plazo de un mes de la conclusión de la verificación;

d) Los miembros de la Junta de Revisores de Cuentas tienen un mandato de cinco años.

 

Título IV

Normas Finales

Las modificaciones al presente Estatuto pueden ser decididas por el Consejo de Administración por mayoría absoluta y confirmadas por la autoridad que aprobó el mismo Estatuto.

 

a) La Fundación está constituida con una duración ilimitada.

b) La Fundación se extingue mediante deliberación motivada por el Consejo de Administración, aprobada con el voto favorable de las dos terceras partes de los consejeros en función, o por decisión motivada del Cardenal Prefecto de la Congregación para la Educación Católica.

c) En el caso de extinción por cualquier motivo, el patrimonio residuo, concluida la fase de liquidación según cuanto dispuesto por el Consejo de Administración, será donado según indicaciones del Sumo Pontífice para finalidades análogas a las de la Fundación. 

Para todo lo que no está previsto en el presente Estatuto, se reenvía a las normas canónicas en materia de Fundaciones, a las normas del derecho del Estado de la Ciudad del Vaticano en cuanto compatibles.

Eventuales controversias son de competencia del Tribunal del Estado del Vaticano.

 

El texto oficial de los Estatutos es la versión en italiano.

Logo

Clásico en el contenido y moderno en la forma, el logo de la Fundación nace de la unión de un libro, tres figuras humanas estilizadas y una mesa.

El libro simboliza el conocimiento, la luz, la sabiduría. Se refiere al libro por excelencia, la Biblia.

Las tres figuras humanas estilizadas se toman de la mano y pueden referirse a la Trinidad.

La mesa es el lugar del encuentro, del diálogo, de la creatividad, también de la Eucaristía.

El conjunto de los elementos simboliza la red de la educación al servicio del mundo, mientras que los asientos libres invitan a cada uno de nosotros a formar parte de ella.

Abajo se encuentra la inscripción “Fundación Gravissimum Educationis".

El logo fue elegido a través de un concurso de ideas entre los estudiantes de la Academia Santa Giulia en Brescia.

Apoya la Fundación

Puedes apoyar las actividades de la Fundación con una donación.

Haz una donación